[15 juny, 2011]

En Pot de Plom patim un nou episodi de censura, aquesta vegada en la població d’Anna (Canal de Navarrés), governada per el PP.

Els motius presentats per l’alcalde, Miguel Ramírez, per no donar els permisos necessaris per realitzar l’espectacle València Zombi, i citem textualment, han sigut els següents: “… yo como católico y practicante, no voy a consentir que hable mal del cura de mi pueblo, y no es censura, es respeto.” L’actuació prevista per aquest dissabte es trasllada al poble de Chella (23:30h a l’Auditori Municipal). L’associació ANNAROCK, organitzadors del acte censurat, expressen la seua opinió amb aquestes paraules:

“La asociación nos hemos reunido y hemos decidido que en los actos que nosotros realizamos no podemos ni queremos coartar la libertad de expresión de nadie, con lo que no vamos a poder evitar si se realizan menciones políticas de la clase que sean. Creemos que la cultura debe ir acompañada de la libertad de expresión sin ningún tipo de censura, como por desgracia la hubo en España durante más de 40 años. Además este movimiento nació como una lucha contra la construcción del macrovertedero de Llanera y por más que se le quiera dar un tinte político, no la vamos a abandonar. Por ello, si el ayuntamiento de Anna no nos va a dar su apoyo como hasta ahora y no nos va a dejar realizar todos los actos que tenemos pendientes, entre ellos el Annarock, por tacharlos de políticos, sintiéndolo mucho nos vemos obligados a buscarnos alternativas por otros pueblos a los que les pueda interesar todos los beneficios que nuestros actos aportan, sin ponernos censuras ni trabas.”